Donde la aventura se mantiene sobre ruedas.

La Laguna Negra es un lugar mágico. Así lo describe su ecosistema donde podrás disfrutar con tus amigos o familiares de increíbles actividades como senderismo, avistamiento de aves en vía de extinción, cabalgatas ecológicas, deportes extremos y mucho más.

Imagínate disfrutar de esa aventura con tu compañera de viaje: La bici, tu mejor aliada para contemplar el páramo, sus amaneceres, su paisaje y poder conocer más de cerca cómo viven los campesinos de la zona que aportan valor a construir las rutas de nuestro país.

En bici, te sumergirás en una aventura en medio de un ambiente natural, cambia la rutina, goza de las bondades del paisaje, su color verde que inspira tranquilidad y frescura y el frío… ese frío característico del lugar.

bike adventure

¡Una aventura fría, retadora y en un ambiente natural único!

La subida comienza a las afueras de Manizales, en dirección a Mariquita y Honda. Tomamos el desvío al Nevado del Ruiz. Un inconfundible kiosco redondo a un costado de la curva, nos indica el inicio de la escalada hacia la Laguna Negra. Es fácil ubicarse porque en la carretera señalan de lado y lado el desvío hacia la entrada al Parque Nacional Natural de Los Nevados.

Luego de 1.1 kilómetros de columpios donde apenas se gana altura, se inicia el primer tramo de ascenso. A mano derecha, al otro lado de la ladera, podemos observar los últimos kilómetros de la carretera que va a Letras. De un momento a otro la vegetación cambia. Del bosque andino pasamos a los frailejones y al páramo en toda su extensión. 

La niebla, el viento y el olor de los nacimientos de agua son inconfundibles. Estamos en un lugar donde se suele estar muy a menudo en bicicleta. A pesar de estar realizando un esfuerzo considerable, el frío intenso se deja sentir a medida que ganamos altura. Por eso es conveniente venir bien abrigados para soportar las bajas temperaturas del páramo.

Acompáñanos en la siguiente ruta, conoce más aquí.